El remoto Mar Bismark....

01/05/2019

Existe un lugar donde el offshore siempre está presente, escondido tras algún reef solitario a pocos minutos de la costa, un lugar donde, por la naturaleza de sus infinitos y vírgenes corales, las olas rompen perfectas, huecas y solitarias, un lugar con una de las diversidades marinas más grandes de todo el mundo…Un auténtico paraíso, en el que solo tienes que estar preparado a salir para “echar un vistazo” en algún barco pesquero, muy temprano en la mañana, tomando ventaja de los suaves vientos de las primeras horas del día, asegurándote un viaje “mágico” entre aguas cristalinas, tiburones de coral, tortugas, diminutas e increíbles islas (no más grande que una habitación normal de cualquier casa), arena fina, palmeras y cocos.

 

 

Rodeadas por el Mar de Bismark y testigos de sangrientas batallas durante la segunda guerra mundial entre Americanos y Japoneses, existen un grupo de paradisíacas y remotas islas, islotes y diminutos atolones de coral que esconden decenas de perfectas y solitarias olas, la mayoría accesible solo en barco y otras a lo largo de la isla más grande, accesibles a nado desde la costa hasta alcanzar la barrera de coral infinita que rodea por completo toda la isla de New Irland.


 

Explorar es ir siempre un poco más lejos de donde te sientas “cómodo” y seguro, es decirte a ti mismo donde están tus limites, pero sobre todo es sorprenderte a ti mismo, con lo que estás dispuesto a llegar hacer, por seguir tu pasión…En esas estábamos, perdidos en mitad de la nada, con poca o ninguna idea de cómo habíamos llegado tan lejos de “todo” y sintiendo una extraña conexión con todo y todos los que nos rodeaba, disfrutando cada segundo como si fuera el último suspiro de aire, sorprendidos por la extrema belleza de los diminutos islotes, persiguiendo el offShore en nuestra pequeña barca pesquera, mirando detrás de cada coral, hasta encontrar el lugar exacto, donde viento, swell y fuerza, se unieran para darnos el baño de nuestra vida.


 

La gran mayoría de estas olas, son solo conocidas por algunos de los pocos Surfers locales, por lo que es mucho mejor, si te acompaña alguno de ellos en la búsqueda, de esta manera, te aseguraras de que la “caza” de olas termine entre increíbles tubos solitarios, en algún pequeño atolón de coral. Ellos Siempre están dispuestos a enseñarte las olas a cambio de Fuel para la barca, algo de desayuno o almuerzo y una pequeña cantidad de dinero, ya que por seguro, también se tiraran contigo al agua.

 


 

Las Olas:


 

Derechas o izquierda, todas ellas de reef, seco o profundo, siempre vaciás y muy huecas, ¡¡el “cielo” para cualquier buscador de olas¡¡. Barras de arena, palmeras, peces de coral, aguas cristalinas...Esta seria una buena descripción del tipo de olas que allí encontraras.


 

Piccininy: Una ola de clase mundial, que nada tiene que envidiarle a ningún otro spot mas “famoso” en el Pacifico. De las mejores derechas que podrás surfear, imponente, muy larga, que rompe contra el coral, en algunas secciones muy seco y que suelta unos tubos enormes. En esta área encontraras a los únicos pocos locales de la zona.


 

Long Long: A poco menos de cinco minutos en barco desde Piccininny (o a unos quince minutos a nado desde la costa). En la esquina de una de las islas centrales (Nusa island), sale esta Izquierda sobre un coral muy vivo y colorido, Aguanta mucho tamaño y en su parte final, saca unos tubos impresionantes.


 

Nago: Llevas unos veinte minutos en la barca y de repente, en mitad del mar, con solo una diminuta Islita muy lejos, ves como empiezan a formarse olas de izquierda, has llegado a Nago. Por su situación en mitad del mar, este coral semihundido, le afecta mucho el viento, por lo que debes ir muy temprano, si quieres cogerlo en buenas condiciones.

 

Edmago: No habría palabras posibles para describir toda esta área, antes de llegar a la ola de Edmago. Una sucecion de atolones de coral diminutos, formado por unas pocas palmeras, arena y con corales que rodean cada uno de estos, sacando olas de derecha, izquierda...Solo debes acercarte lo suficiente para comprobar que de perfecta esta la ola. De las mejores olas que podrás ver por el área, Muy seca y tubera desde la primera remada.


 

Luakis Beach: Ya dentro de New Irleand (la isla principal), a unos pocos minutos en transporte local, recorriendo rumbo sur, la enorme barrera de coral que rodea por completo esta isla, los picos y olas se van sucediendo a lo largo de toda la costa. En Luakis, sale una izquierda corta pero muy tubera y es un precioso lugar para pasar unos días, tranquilo.

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dalom: Podría ser el Tesoro mejor escondido de toda la isla. A unas cuantas horas de carretera hacia el sur, en la desembocadura de un rio de aguas muy frías, se esconde una derecha que rompe sobre unos corales no muy profundos, que generan unas olas perfectas y largas. En esta área no hay absolutamente nada, por lo que es buena idea que lleves tu comida y agua para los primeros días.


 

Lo que esta claro es que el paraíso para cualquier buscador de olas existe y esta en el Mar de Bismark, solo has de dejarte llevar por los suaves vientos de la mañana y estar dispuesto a explorar y perderte, para llegar donde quizás ningún otro haya mirado antes.

 

 

Please reload