Miraras donde miraras habia algo interesante o extrano, sus mercados llenos a reventar de gentes, comida callejera barata, sonrisas y amabilidad en cada uno de ellos, sin duda, la ciudad de guangzhou no nos dejo indiferentes.

Please reload