Olas lejanas y perdidas en el Pacifico.....

21/07/2018

  

Las olas son cada vez más conocidas, el Surf está de moda y “sienta bien”. Anuncios veraniegos en la televisión con toques Surferos, destinos, antaño lejanos y reservados solo para los surferos más intrépidos, anunciados como “top one” para parejas o vacaciones….. Los lugares cada vez están más y más llenos de personas, restaurantes, hoteles, guest- house. De todo para que tu experiencia sea perfecta y cómoda, o al menos lo parezca.

 

 En estos tiempos “difíciles” para el surfero de espíritu explorador, se vende por la web, junto a impresionantes videos y mejor montaje, el sueño de recorrer los mares, tras la facilidad que supone el tener los fondos de las grandes marcas, para disponer de grandes barcos, equipos de localización, perfectos guías locales…Nada más lejos del día a día normal para cualquier viajero de a pie.

 

Alguien me dijo alguna vez, que todos aquellos que jugamos con las olas, somos como una especie de guerreros. Luchadores que entran al mar cuando esta rabioso y enfadado sin importarle nada, porque su pasión es lo que les mueve, cuando el viento es fuerte y el océano esta agitado, para tratar de calmarlo ola tras ola, ese es el camino.

 

Siguiendo nuestro instinto, nos plantábamos, tras convencer a otro “loco” pescador de la costa, en una isla o atolón que previamente habíamos chequeado con Google Maps, cargados con nuestra tienda de acampada, agua y comida para un dia o varios
, depende de donde estuviéramos. Solo el llegar allí era una victoria, mucho más placentera que cualquier foto en instagram de la ola perfecta o de cualquier vídeo de los mencionados anteriormente.

 

 

Muchas veces el reef no era sino una roca que apenas dejaba formar la ola decentemente, otras muchas, la barca no lograba llegar y por seguridad era mejor darse la vuelta, pero cuando consigues cuadrar, lugar, hora y fecha perfecta y eres premiado con una ola, el “guerrero” que llevas dentro gritara como nunca y te hará saber que el espíritu explorador sigue vivo y que el sueño de las olas “perdidas”, existe y es cierto.

 

Las armas necesarias para conseguirlo, son paciencia, ganas y suerte. Elige el lugar, pregunta a los pescadores locales e investiga sobre el sitio, con el google map, podrás ver a vista de pájaro, si hay bajas, piedras o solo arena y sobre todo, desde donde te será más fácil llegar hasta allí.

 

Lo mejor es tener tu propio equipo de acampar, ya que por lo general, estos lugares, realmente no disponen de sitios donde dormir o están muy lejos de las olas, o simplemente por que no tendrás otra opción.

 

 

"Algunas de las mejores historias de Surf, empiezan con la exitencia de unas islas perdidas en el pacifico, donde el mar golpea fuerte y agitado…."


 

  

Please reload