INDIA - Olas y Mente -

20/01/2016

Llegas esperando encontrarte de frente con experiencias únicas, los nervios te preparan para lo que crees  que te espera fuera, sales del aeropuerto con los ojos bien abiertos para no perderte nada...Pero todo lo que te imaginaste, ni se acerca a lo que ves. 

 

La costa India con más de 3.000 km de playas apenas explorados, es un País donde entrar al agua es más que nunca un ritual donde se mezclan espiritualidad y olas, lugar  donde cada playa tiene algún significado místico o religioso.

Escondidos, se encuentran muchos rompientes aún desconocidos o poco frecuentados, algunos de ellos de muy buena calidad. Nosotros buscamos olas desde el norte hasta el sur, siguiendo toda la costa oeste hasta llegar a Chennai y visitando los puntos y playas donde creíamos que podía haber una ola.

 

 Tras varios meses visitando este País en unas cuatro ocasiones, una cosa esta clara: India es diferente, así como lo son sus olas. Alguno de los mejores spot que hemos encontrado son:

 

 

Tanivabi beach: Justo en la carretera que sale de la ciudad y bordea la península de arena de Mangalore, puedes llegar en Ferry desde la ciudad (5') o coger la guagua publica que te deja en la carretera de la playa y caminar unos 2kilómetros hasta llegar a la zona donde rompen olas: Spot muy tubero y casi siempre sin viento. Sólo has de esperar el swell adecuado.

 

Mangalore Port: Fue una de las razones de por qué volví a la India por 4ª vez. Busqué y ví que podía ser una de las mejores derechas de toda esta costa.

 

Kovalam: Punto donde podrás coger olas todos los días, habrán días buenos y otros malos, pero por lo que ví, siempre puedes "rascar" algo en esta parte de la India y además de esto, al salir del agua puedes ir de cabeza al "Papakuti" a darte un saludable masaje de ayurveda o simplemente a tomarte algo refrescante por la avenida.

 

Chennai: Al Sureste de India, una gran ciudad Hindu, con todo lo que ello significa (ruidos, basura, Te-Chai, vacas…) Un gran Beach-Break que cuando las condiciones son buenas suelta unos tubos impresionantes y muy largos, la única pega la basura que flota en el agua y en la arena.

Los años pasan muy deprisa y este es un lugar que no puedes dejar de "sentir", que no es lo mismo que ver, me refiero a sentir, me refiero a oler, tocar, observar  y dejar que sea tu ser el que te guie, la India es el lugar donde el alma toma las riendas y elige por ti los caminos que te llevaran a tu destino en ese mágico lugar.

 

Sus gentes son amables y siempre sonríen, te paran y te preguntan, les sorprende ver a una pareja como nosotros por allí solos, aún más llevando la tabla conmigo, despertamos en ellos una especial curiosidad, pero eso no les para para venir a preguntarnos si somos marido y mujer o si tenemos niños. Te sientes, extrañamente, como en casa cuando pisas la India.

 

La India se ama o se odia, pero lo que esta clarísimo es que no te dejara indiferente, te marcara para siempre, muchas cosas no te las explicaras al instante si piensas de manera racional, pero cuando te vas de la India o te diriges a otro lado, notaras que lo que vistes allí, lo que sentiste, ira contigo a todas partes, que tu alma ya no es la misma, ahora ha cobrado vida y forma parte de ti.

 

 

En definitiva, viajar a la India, es realizar un viaje al interior de tu alma, es un verdadero choque cultural desde el primer minuto. Si quieres encontrarte a ti mismo, si quieres descubrir hasta donde estás dispuesto a llegar, si no

tienes miedo a enfrentarte a tu destino...un toque de espiritualismo y el shock de una cultura totalmente distinta a lo que estás acostumbrado...tu lugar es INDIA:

 

 

 

 

 

Please reload