Vazaha, Vazaha...

25/10/2015

 

Salvaje, virgen, amable, extrema, natural, impresionante, bella...Esto es Madagascar, unos pocos adjetivos, no podrían describir lo que hay alli, es mágico es simplemente único.

 

Madagascar con playas kilometricas, parques nacionales , rios e islas, no te dejara indeferente, aqui puedes hacer practicamente de todo, en este caso, vamos en busca de olas por la costa Oeste de la isla, sus gentes y niños son los más dados y simpaicos que hayamos conocido antes, te observan algun niño te pide un "Bum-Bum" o sea que si le compras una golosina, pero si no puedes te sonreira igual, te preguntara como te llamas para escucharte atentamente y seguir con sus amigos camino arriba.

 

DATOS DE INTERES:

 

  • Presupuesto aprox para 60 dias: 1200€ - 1500€ (Billetes de avion aparte).

  • A tener en cuenta:  -En la isla moverse es muy difícil, solo hay una carretera que va de Norte a Sur azfaltada, de resto deberes buscar botes por los rios, y 4x4.                         

  • Gente muy amable y simpatica, los niños son increiblemente buenos. (ojo en la capital, sentido común)                                 

  • Carrreteras muy dificiles de transitar (de arena y peligrosas).

  • Existencia de cajeros o bancos en todas las ciudades grandes.

 

Lugares de interes:   (!ª parte del viaje)

 

  • Islas de alrededor de Nosy BE (caras de visitar, pero sin duda merece la pena)   

  • Morondava: Lugar de los Baobas y playa para descansar (no surf aqui), posibilidad de ir a Belo sur Mer en 4x4, pasear por los manglares y visitar el mercado local.

  • Parque Nacional Tsingy-----UNA PASADA, HAY QUE VERLO¡¡

Donde Dormir y Comer: 

     

             Hotel la Plantacion (Nosy Be); Hostal situado en la pequeña villa de Hell Village, lugar de mochileros, con wifi y habitaciones paratodos los bolsillos, puedes alquilar motos alli.

             (Antananarivo)Hotel Jacaranda: bonito y barato, poco mas que decir de este hotel situado a las afueras de la estacion de Taxi-Brousse.   

             Tresicogne (Morondava): Buen precio y con unas vistas increibles al canal, situado en una zona tranquila y donde tambien te pueden gestionar cualquier tour.

 

Al llegar a Morondava, preguntar por Sony, unamable local que te ayudara, cobrando su comision en todo lo que quieras, ya sea barco, 4x4 o una simple gestion en la estacion de Taxis-Brousse.

 

Otra opcion es ir al Oasis hotel, pregunta por Jhon Rasta, te ayudara tambien con todo y de una manera un poco mas cara, pero mas segura y profesional.

 

Llegada a Nosy BE:

 

Después de un largo viaje de casi 12 horas desde Milán, entre retrasos y esperas infinitas, llegamos a Nosy BE de la mano de Neos Air, el Aeropuerto ya indicaba que este no iba a ser un destino más, sino que se trataba de África y aquí todo es distinto, asombroso y nuevo.Nada más aterrizar. Ármate de paciencia, ya que el aeropuerto quizás tenga cabida para 50 personas, tirando alto y en nuestro avión viajábamos muchísimas más…las colas para pasar el control del aeropuerto, empezaban desde la escalinata del avión y poco a poco ibas entrando por una puerta, donde unos simpáticos agentes de aduanas y policías aéreos te recibían amablemente con una sonrisa en la cara para sellarte el pase…eso sí, con la misma que te iban poniendo el visado o pagabas tu visa, te ofrecían, con la voz baja, cambiar dinero con ellos o que les dieras un poco de dinero a cambio, a ver si colaba….hasta el punto que uno de ellos me dijo que si no le pagaba, no podía entrar mi bugui al país, pero hice como que no hablaba ni español ni ingles ni nada, hasta conseguir cansarlo y desistió.

Una vez fuera todo cambia, nos subimos a un taxi donde un amable señor nos conduce hasta el lugar que elegimos para pasar la noche, por el camino nos hace de guía y nos cuenta que los numerosos árboles que vemos por el camino (YLIN YLANG) se usan en todo el mundo para elaborar perfumes, así como nos describe los lugares que no deberíamos perdernos de Nosy Be.

 

 

Por el camino te das cuenta que la vida no “vale” igual en todos lados, que muchas personas no saben que es un préstamo, un coche o un trabajo de oficina, hay gentes que su dia a dia simplemente se basa en alimentar a los suyos o buscar algo de dinero para llevar a sus hijos.

 

Llegamos a el Hostal la plantación, un lugar muy bonito, con precios asequibles comparado con otros de la zona, habitaciones limpias y unas vistas…que no podría sino ponerlas para ver que les sugiere a cada uno, este hostel se encuentra en Hell Village, lugar más poblado de la isla y con muchos locales risueños dispuestos a llevarte a cualquier parte.

 

Algunas playas impresionantes como Andilana beach y alguna mas que no sabria decir como se llamaban, pero que estan por la única carretera que cruza la isla, no pudimos hacer la visita a las islas vecinas, pero por los que nos dicen los locales, merece la pena.

 

Por el camino un control policial, con la escusa que nos faltaba nose que papel, mientras abiertamente nos pedian un soborno para poder seguir, nos hicimos lo locos como que no entendiamos nada y tras una larga negociacion, nos dejo seguir nuestro camino, mas bien por cansancio que por otra cosa.

 

 Por la mañana, cogemos rumbo al puerto, preguntando a la gente de alli nos indicaron como salir hacia Anfiky, bajamos por un murito hasta el agua y alli bueno, una lancha donde nos metian a todos, nos esperaba para cruzar a la "Gran Tierra", un poco peligroso pero pura aventura.

 

De Anfiky a Antanarivo.

 

Una vez que llegamos a puerto, un muelle en mitad de la selva, literalmente, era la entrada a la Gran Tierra, un poco sorprendidos, ya que en mis numerosos viajes, jamas había visto un muelle así en ningún sitio, bajamos por unas piedras y de nuevo nos llegaron muchos Malgaches para llevarnos a donde nosotros queramos,

tras negociar un precio justo para los dos, nos dirigimos a la estacion de Ambajana.

 

La estación de Ambajana era una locura, miles de personas, muchos taxis-brousses, un mercado...Un encanto especial envuelve este sitio, asegúrate bien cual es tu Taxi-Brousse, porque a la hora de la salida, si no estas, no esperan por nadie.

 

El taxi-Brousse...como definirlo en una palabra: ¡Una locura¡, lleno de gente, gallinas, las camionetas las cargaban hasta el limite, la musica a todo volumen,..Al principio esta divertido, pero la música a todo meter, a las dos de la mañana y en mitad de la nada por pistas de tierra, dan un poco de respeto.

Casi 2000 km nos esperaban a bordo de este Taxi-Brousse, hasta llegar a Antanarivo, una vez alli, hemos decido descansar en el Hotel Jacaranda para mañana dirigrinos en otro taxi-brousse rumbo Morondava.

 

Morondava.

 

Nada más el taxi- Brousse acercarse a las afueras de Morondava, ya puedes darte cuenta del sitio al que has llegado, un ambiente mágico de animales y pastores por la carretera, dirigiendose a sus cabañitas de paja y madera, es vigilado desde lo alto por los majestuosos arboles Baobabs, estos árboles milenarios, parecen que estan al reves, sus raices dan al cielo y sus hojas se esconden bajo tierra, son "Tabu" para los Malgaches y de verdad que impresiona verlos.

Aqui hay miles de niños por las calles de tierra, juegan a la sombra de estos arboles, las gentes son muy simpáticas y amables, tiene una gran playa, en la que no hay buenas olas, pero te puedes dar un bañito y coger sol para relajarte, rodeado de locales.

 

 

 

Este es un sitio para estar unos cuantos días y conocer a sus gentes, comer en sus bares locales y tomarte un THB bien fria viendo el atardecer, aqui conocimos a Sony, un Malgache que nos sorprendio nada más bajarnos del taxi-brousse para presentarse y unos cuantos dias despues, nos estaba invitando a comer a su humilde casa para que conocieramos a sus hijos y mujer.

 

Mire durante días la playa y pregunte a todo el mundo, me acerque al coral pero nada, aun estamos muy arriba como para que hayan olas de clase para surfear, pero aqui, en este humilde pueblo costero, he tenido una de las mejores experiencias viajeras que haya tenido nunca:

 

  Uno de esos días, que me acerque al mar a ver si habian olas, vi a un niño pequeño con un liston enorme de madera en la cabeza dirigiendose al mar, ese dia habia una pequeña ola y viento bueno en la orilla, corriendo me acerque y de verdad, solo puedo darle las gracias por dejarme compartir ese momento con el, risas entre ola y ola, me comento que era el único de su pueblo que cogia olas alli, que ese liston de madera, era su "tabla" que la cuidaba, secaba y ponia boca abajo para que soltara el agua...simplemente un ejemplo de humildad y sensatez en este mundo tan loco y a veces incomprensible, donde un niño de 5 años coge olas con un liston viejo de madera, mientras otros no se tiran si no tienen la mejor tabla, aletas y neopreno, un diez para el "Pequeño Gran Surfer" de Morondava. 

 

 

Tsingy National Park.

 

Es una de esos sitios que solo veras una vez en tu vida, es un camino muuy duro y dificil de llegar, nosotros lo hablamos con Jhon Rasta y este nos consigui el 4x4, el conductor y la gasolina, 1 dia de viaje por pistas de tierra, cruzando rios, visitando aldeas del interior...Una autentica pasada, es otro mundo, al estar en el "ferry" que nos cruzaba al otro lado del rio, mirar a beni y ver toda esa gente a nuestro alrededor, pense: "Esto se nos esta yendo de las manos".

 

Al empezar la caminata con el guía que buscamos por allí, parecía una excursión normal, una más, pero todo cambia cuando se hace el silencio y aparecen los Lemures, juegan y comen mientras tus los obervas, totalmente en estado salvaje, un parque cuidado por la WWF, donde ellos estan a sus aires, ni se inmutan de que tu estas alli...Me parece algo increible de ver, para nosotros fue algo que no olvidaremos.

 

 

 

Cuevas para recorrer con un frontal, cimas para escalar a lo alto del Tsingy, enormes piedras puntiagudas, fruto de la erosion  y capricho del agua de lluvia al caer, hacen de este parque un lugar obligado para visitar.

 

 

 

Toliara.

La llegada al sur de Madagascar, fue un choque contra la mente, Toliara, es una ciudad costera con mucho ambiente y con muchas alternativas para quedarse unos días, nosotros nos quedamos en Recif, enfrente de la playa, no es una gran playa, esta llena de barcos y sucia, pero se agradece estar ahi al atardecer, a todas estas, Toliara es una ciudad de paso para irte a las increíbles playas de los alrededores.

 

La búsqueda de olas nos llevo a irnos al sur, una serie de playas paradisíacas, donde en alguna de ellas, no había ni electricidad, ni grandes comodidades, simples cabañitas a pie de playa, donde el tiempo parece detenerse y todo ser vivo gira entorno a la playa, la marea marca las horas de trabajo para los pescadores, el mar limpia, da dirversión y hace que todo sea mas facil para todas las aldeas pesqueras y sus niños, que viven por la costa, algunos de ellos inaccesible por tierra.

 

Sarodrano: Lugar con el que todo buen surfero busca, no hay electricidad, no hay wifi, solo una playa de arena amarilla y  tres rompientes impresionante delante. (Más detalles en el post de olas).

 

 

Anakao: Un paraíso en la tierra, de esos lugares que cuando sabes que tienes de irte, ya los estas echando de menos, sabes que son especiales y espectaculares, una semana ahi, es la mejor terapia para todos los males; olas, arrecife, buceo, ballenas, kayac, una isla sagrada en medio (Nosy VE)...¡¡Paraíso¡¡

 

Itampolo: Lo que habíamos venido a buscar, lo encontramos aquí, Los niños de allí nunca habían visto una persona blanca, ¡era increíble!. En un principio te miraban como si fueras un extraterrestre, se asustaban y salían corriendo.Quisimos aprovechar la visita para ayudarles, en la medida de lo posible, haciéndoles unos regalos con el fin de motivarlos a estudiar e ir a la escuela.Fue una grandísima experiencia, que nunca olvidaremos.

 

 

 

En esta primera parte del viaje, solo puedo decir que veníamos con una idea de Madagascar y de momento, no paro de soprenderme; sus gentes, sus calles, sus playas, sus distancias...Todo nos hace sentir bien, como una extraña sensación de estar en casa. Aun queda la segunda parte, ahorame voy al agua que el gran Swell esta apuntito de llegar. ¡Vamos¡

 

Please reload