Buscar
  • Alexis Jonay Alvarez Alvarez

Sri Lanka "Fuera de ruta"


La "maravilla" de Asia se dicen ellos mismos y no es para menos, tierra de animales salvajes en libertad, arrecifes de coral llenos de olas donde juegan y viven las enormes tortugas marinas, lugar donde se libró una grán guerra civil no hace menos de 4 años y donde el Tsunami del 2004 dejo una gran cicatriz en la mente y tierras de los habitantes del norte y este de la isla.

DATOS DE INTERES:

  • Presupuesto aprox para 31 dias dos personas: 1000€ (Billetes de avion aparte).

  • Come siempre en lugares locales, ahorraras dinero y comeras bien, fijate solo que haya mujeres y niños dentro comiendo.

  • Sri Lanka esta bien conectado por lineas de guagua, por eso moverse es muy fácil y barato (ojo con el precio que te dicen, negócialo).

  • Olas por todos lados.

  • Existencia de cajeros o bancos en todas las ciudades grandes.

Lugares de interes:

  • Jaffna, es un lugar único, templos, lagos y aves acuaticas acompañados de una paz sobrenatural.

  • Madiha: Buscas playa y un ambiente muy tranquilo y relajado, este es tu lugar...

  • Arugam Bay: Es una parada que no debes perderte, Elefantes salvajes, playas secretas y ambiente surfero...

  • Adam´s Peak: Sube y descubre por ti mismo como te sientes feliz allí arriba al amanecer.

Donde Dormir y Comer:

Aruna Home Stay (Sigiriya); Amable casa local, donde te recibirán con las manos abiertas, cenas y desayunos increibles, muy buen precio.

Etnico Surf Stay (Arugam Bay): bonito y barato, con comida Italiana y dos perritos muy simpáticos como mascota.

Sri lanka puede ser un grandísimo destino si uno busca bien y se adentra a conocer al amable y sonriente Ceilandes, desde el sur hasta el norte, pasando por el corazón de la isla y de este a oeste en busca de lugares para cojer olas y lugares en los que "sintamos" de nuevo.

Sur de Sri Lanka:

Madiha: Si buscas salirte de ruta e irte a un lugar no tan Turístico, esté es tu pueblo (de momento al menos), Lugar muy tranquilo y lejos de parecerse al resto de pueblos del sur, con respecto a masificación turística, Madiha puede ser una muy buena elección para estar cerca de las olas potentes del sur (Rams a 20' en moto y Turtle point a 5') y con olas de coral en la misma Madiha de calidad si el viento esta de tu parte.

Llegamos de madrugada a Matara, tras un largo y "apretado" viaje desde Colombo, en una guagua del gobierno que tardó unas 6 horas (puedes cogerla en la estación central de Colombo), en llegar, una vez allí, un simpático local nos muestra el caracter del que hacen gala los Ceilandeses, se presta a dejarnos su movil y llamar a la casa donde nos esperaban para pasar unos dias allí, tras ayudarnos también a coger el Tuck-Tuck, primera sorpresa; el conductor y su colega con signos de estar bastante ebrios, se pierden por el pueblo y nose como y en que momento se torcío todo, lo que si se es que acabamos Beni y yo rodeados por lo menos 15 hombres, algunos de nuestro lado y otros no...Bueno al final salimos de allí sin pagar nada y con un refresco en la mano en otro Tuck-Tuck que se presto a llevarnos gratis.

Aqui te puedes quedar en el Madiha Home Stay , con serpientes, varanos, zorros de la India, etc, como "vecinos", La playa y alguna piscina natural estan muy bien, sobre todo al atardecer, si quieres estar sólo en la playa, camina un poco por la costa.

Resto del Sur:

  • Mirissa: buscas fiesta, gente y bares, este es tu lugar, con una gran playa y con olitas para principiantes, también aquí puedes conseguir un tour para ver ballenas azules.

  • Midigama: La Aldea de Arena, se traduce, una gran playa con un par de islotes en el horizonte y también muy transitada por surferos y locales, si pasas la playa, llegas a la zona de corales, donde esta Rams Right, Coconut plantation y Lazy left y Right...Puedes bañarte en esta zona y estaras mucho mas tranquilo. Te puedes quedar en Rams Guess house y tendrás el pico para ti a primera hora.

  • Galle: Visita obligada en el sur, con su fuerte y calles peatonales, su encanto es único, de estilo Ingles y muy cuidado, podras pasar un gran día aquí y si te da tiempo puedes, ir a Hikaduwa a coger olas.

Norte de Sri Lanka:

Cogemos un tren (con un nido de cucarachas debajo del asiento durante unas 9 horas incluido) rumbo a Jaffna desde Colombo, esta ciudad, lejos de tener un buen pasado reciente con la guerra y el Tsunami, te acogerá con los brazos tan abiertos, que te sentirás como si te hubieran estado esperando hace tiempo.

Nos quedamos en Theressa Inn. no muy recomendable por la "generosidad" del dueño, pero tampoco hay mucho más donde elegir, para salir con una moto de alquiler a recorrer sus increibles islas conectadas por puentes y lagunas llenas de aves y bufalos de agua. El camino que va por la costa norte de la Peninsula de Jaffna hasta Point Pedro, es como viajar en el tiempo y no sólo eso, la tranquilidad y la sensación de paz con un aire enrarecido por la cantidad de casas bombardeadas por la guerra o destruidas por el tsunami que verás por el camino, junto con la mirada incrédula por verte allí de los pocos lugareños, te harán sentir que Jaffna es uno de esos pocos sitios "distintos".

Aquí pasamos un fin de año que nunca olvidaremos, no por la copiosa cena o por la post fiesta, ya que nuestra cena fue un arroz con curry muy poco cariñoso y la fiesta la hicimos junto con Ibone, un español que nos encontramos aquí y que nos dio muy buenas recomendaciones para seguir nuestro viaje,sino por como fue: un ordenador y un reloj para imaginarnos las campanadas y la sensación de sentirnos afortunados por estar allí los tres un día como ese.

Centro de Sri Lanka:

La nuestra fue una ruta un poco distinta por las tierras altas y el centro de Sri Lanka, aquí pudimos ver enormes plantaciones de te y subir un pico de unos 2.500mtr, así como sentir el frio y la lluvia de nuevo con nosotros despues de Madagascar y India o coger un tren que te hacia sentir diminuto ante la gran naturaleza que te rodeaba.

Sigiriya: Llegamos recomendados por Ibone y nos quedamos en el Aruna Home Estay, he aquí un sitio donde quedarte que realmente es único, nos trataron como a sus hijos, sera porque tambien viviamos con ellos, o por el cariño y amabilidad con la que nos hacÍa la cena, nos dejaba su moto sin matricula o recomendaba sitios para visitar que fueran gratis...Lo que se, es que este es un gran, barato y familiar lugar para quedarse.

En Sigiriya, alquilamos una moto y fuimos por primera vez en busca de elefantes salvajes. Una sensación imposible de escribir aquÍ, conducir por carreteras de tierra, muchas inundadas de agua y barro, pasar por entre àrboles gigantes y ver tucanes, mariposas gigantes, varanos y muchos màs animales....Detenerte un segundo a observar y ver por primera vez los excrementos de estos animales por la carretera e imaginarte un encuentro salvaje con ellos en cualquier momento, era algo que nos erizaba la piel. Con nuestra moto sin matricula, fuimos a Pinawella Rock, con unas vistas irreales de toda la zona incluida la famosa y cara Sigiriya Rock y de que manera, la sensación es única: El bosque y la jungla lo rodean absolutamente todo, la roca que emerge desde lo màs profundo del lugar hasta casí tocar el cielo azul, un paisaje de otro mundo...El templo que te encuentras en el ascenso a la roca, también hace que la subida a esta roca y no a la otra el triple de cara, merezca la pena.

Aquí contratamos un guía y un jeep para ir a la reserva natural de elefantes de la zona y poder ver de una vez a los elefantes en estado salvaje y libres, verlos aparecer entre la vegetación y coger con su trompa las hojas del borde de la pista de tierra, o ver a lo lejos una manada de ellos formada por más de 8 elefantes, dieron un poco màs de sentido a nuestra aventura por el mundo en busca de sentimientos.

Kandy: Recogimos nuestras maletas y pusimos rumbo a la ciudad màs cultural de Sri Lanka, antes de subir a lo màs alto de la isla, Kandy es lo que llamaríamos una Ciudad Europea al estilo Asia, con un gran lago central, tiendas y restaurantes, así como una buena opción de alojamientos para quedarte. Con la ayuda de un Tuck-Tuck y tras intentarlo en el convento de monjes local, lleno casi todo el año, acabamos en Green View Hotel, bastante barato, con wifi y limpio.

Visitamos el Grandioso palacio de Kandy, donde se dice que esta el diente de Buda y quedamos maravillados con el ambiente de su interior, pudimos visitar una autentica librería budista al norte del lago y por la tarde ir al teatro a ver una pequeña muestra de la tradicional danza ceilandesa. Tras dos días en la ciudad, ya necesitabamos de nuevo aventuras...Próxima parada Adams Peak, donde la leyenda cuenta que Adam (el de Eva) piso la tierra por primera vez y donde se encuentra la última huella de Buda en la tierra.

Acompañados por un curioso monje budista y una pareja muy simpàtica amigos de este, a las 20:00 comenzamos el ascenso desde Dalhousie, Al principio ibamos todos confiados, recibiendo las bendiciones de los pequeños templos que te encuentras al principio del camino e incluso mojandome en el río sagrado para purificarme antes de subir al templo, pero poco a poco, paso a paso y minuto a minuto, el camino se complicaba con enormes e interminables escaleras casi perpendiculares.

.Pasamos la noche rodeados de fieles ceilandeses y pudimos ver amanecer, pero el rastro de la subida y bajada de casi 5.000 escalones paso factura a nuestras piernas durante tres o màs días. Cansados de la subida y de la mala noche en el templo, cogimos una guagua rumbo a Haputale, sin calcular bien las distancias y lo dificil de moverse por esas alturas, ya que nos tardamos un día entero, tres guaguas y un Tuck-Tuck en llegar a este pueblo de montaña, donde exepto visitar la plantación de te de Lipton y ver lo dura que puede llegar a ser la vida alli arriba o coger unos de los trenes màs impresionantes que hemos cogido, no había mucho más que hacer en ese pueblo.

Un fuera de ruta que te puede alejar se tu destino final (si se trata del Este) pero que te harà sentir diminuto ante la grandeza de la naturaleza, sus cascadas y sus precipicios, este tren, puede hacer las delicias de viajeros como nosotros, Ávidos de nuevos paisajes. Nosotros lo cogimos de casualidad, un "fuera de ruta" que nos dejaría perdidos y lejos de donde queríamos estar, pero agradecidos con lo que habíamos podido ver allí, se trata del tren que va desde Haputale a Nanu Oya, aunque nuestro objetivo final era Ela para alli con un par de "vueltas" de las nuestras, acabar en Arugam Bay.

Este se Sri Lanka

La busqueda de olas continua, esta vez queriamos explorar la carretera que va desde Trincomalee hasta el norte en busca de alguna buena ola, para luego poner rumbo mas al Sur y adentrarnos en tierras de elefantes y otros animales salvajes explorando Arugam bay y alrededores.

Trincomalee: AquÍ fuimos por varios motivos, el primero era buscar algun pico o playa buena para el bodyboard, pero los vientos por estas fechas y lo dificil del terreno no nos dio muchas oportunidades, hermosas y largas playas de arena por toda la carretera que va desde Trincomalee hasta el norte (por la costa) unas 4 horas en moto que disfrutaras viendo playas, puentes, rios y muchos animales por el camino.

El segundo motivo era porque aqui nos habian dicho que desde aqui se podian ver enormes ballenas azules muy cerca de la costa, pero tampoco vimos nada de eso, nos quedamos en un local nuevo muy limpio y con el mejor internet que he tenido en estos 4 meses de viaje, e

Arugam Bay: Este impresionante lugar al este de Sri Lanka, para nosotros fue el mejor, no sólo por las olas (aunque en esta época no habia mucho), sino por sus paisajes, sus gentes, sus elefantes salvajes, sus cocodrilos, su enorme parque nacional...Nose, por todo, aqui nos sentimos tan felices, que sentiamos que debiamos estar allí por alguna razón que escapa de nuestro conocimiento.

Desde Whiskye point al norte, donde una enorme playa virgen con muchos perritos y olas estarán esperandote y donde no es dificil estar solo sin nadie en kilometros, hasta Okanda pueblo más al sur de Arugam, donde no hay mas que una preciosa playa virgen llena de pisadas de elefantes y para llegar a la misma, tendrás que conducir por dentro del mismisimo parque nacional viendo cocodrilos,ciervos, pelicanos...Una pasada en mayuscula, pasas también por el "oasis" llamado Panama, con una playa preciosa y con olas.

En definitiva, Sri Lanka te enamora, sus playas, sus olas, sus paisajes sus gentes...Siempre tendrás ganas de más cuando viajes a Sri Lanka.


637 vistas